seguro-viaje-2Estamos en la época en la que todo el mundo empieza a planificar sus vacaciones de verano. Miramos por la ventana y soñamos con paisajes nuevos, con el sol, la playa, la montaña o cualquier otra combinación.

Por supuesto, si pensamos en vacaciones no lo asociamos con correr ningún riesgo, sino todo lo contrario: Paz, relax y descanso. Sin embargo, son muchas las cosas que nos pueden pasar, por lo que contar con la ayuda que nos ofrece un seguro de viaje nos puede aportar ese plus de tranquilidad que necesitamos.

Seguro de viaje si vas al extranjero

Si comenzamos por la cobertura de asistencia sanitaria y tu viaje va a ser a otro país, tenemos que hacer algunas distinciones:

  • Viajar a un país de la Unión Europea. Mucha gente piensa que la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) o la tarjeta de su seguro de salud suponen la cobertura de cualquier incidencia sanitaria en el territorio de la UE. Esto es así… a medias. En el caso de las coberturas de la sanidad pública, cada país de la UE tiene un sistema sanitario que funciona de forma diferente. La TSE garantiza la cobertura sanitaria en las mismas condiciones que un ciudadano de ese país, pero los sistemas de Seguridad Social son muy variados. En algunos países existen copagos importantes, mientras que en otros el sistema, siendo público, obliga a pagar el coste de la atención sanitaria que luego es reembolsado. Algo automático si eres ciudadano de ese país, pero mucho más complejo y lento si lo tiene que reclamar la Seguridad Social española.

Si tienes contratado un seguro de salud, eso no significa que automáticamente la cobertura se extienda a toda la UE ni que lo haga en su integridad. Debes revisar las condiciones de tu póliza para saber si estás cubierto fuera de España y con qué limitaciones. Además, las coberturas en el extranjero por asistencia en viaje podrían ser insuficientes para algunas circunstancias ya que suelen estar bastante limitadas.

  • Viajar a otros países. En este caso, salvo acuerdos bilaterales entre España y ese país, no tendrás ninguna cobertura de salud. Es decir, si no tienes un seguro de viaje tendrás que pagar el coste íntegro de la asistencia sanitaria. Un viaje de aventura puede ser muy emocionante, pero no todos los países tienen sistemas sanitarios públicos (por ejemplo, Estados Unidos) o el tipo de asistencia que pueden ofrecerte dejará mucho que desear. Algo que un seguro de viaje sí te garantiza, incluso si es necesario el traslado en transporte medicalizado a un centro sanitario con garantías o la evacuación a otro país.

No se trata sólo de salud, sino de tu tranquilidad

Además de la cobertura sanitaria, un buen seguro de viaje debe cubrir cualquier riesgo al que te enfrentes durante tu estancia fuera de casa. Aquí da igual que estés dentro o fuera de España. Pueden perder tu equipaje, cancelar tu vuelo, perder un vuelo de conexión o cualquier otra vicisitud relacionada con el medio de transporte que utilices. De nuevo, existen coberturas por parte de las compañías aéreas o de transporte, pero éstas son muy limitadas y su tramitación es lenta. Y si te quedas sin equipaje o cancelan tu vuelo, necesitas una solución rápida.

Lo mismo sucede en caso de overbooking en vuelos y hoteles. Los seguros de viaje se encargarán de gestionarte un transporte y/o alojamiento alternativo y reclamar a las compañías con las que contrataste el coste de este.

Si vas a viajar en coche, recuerda revisar tu póliza de seguro para ver qué coberturas te ofrece la asistencia en viaje y en qué países. Muchos seguros de coche de bajo coste limitan enormemente la cobertura cuando sales de nuestras fronteras.

Además, hay una serie de coberturas que ojalá no tengas que utilizar, pero que pueden sacarte de un aprieto que puede amargarte el viaje:

  • Responsabilidad Civil: Si haces algo que produzca un daño a terceros (y son muchas las cosas que pueden suceder) es importante que estés cubierto ante las posibles indemnizaciones a las que tendrás que hacer frente.
  • Asistencia jurídica: Es muy complicado conocer qué es legal y qué no en cada país. Algo tan simple como tomarte una cerveza en la calle puede ser un delito en determinados países. Por eso es vital que, en caso de tener problemas legales, dispongas de cobertura de asistencia jurídica para poder defenderte sin que te cueste un dineral.
  • Cobertura en caso de robo y adelanto de efectivo: Los niveles de delincuencia varían en cada país, pero sufrir un robo o un atraco es algo que puede pasarte en cualquier sitio (incluida España, por supuesto). Eso significa perder tu documentación, tus tarjetas de crédito… Imagina quedarte tirado lejos de casa y sin forma de acceder a tu dinero. De nuevo, un buen seguro de viaje debe incluir la cobertura de prestarte asistencia en este caso, ayudándote con la tramitación de documentación, presentación de denuncia y adelantándote efectivo para que puedas seguir con tu viaje y un robo sólo sea un mal trago, pero no la ruina de tus vacaciones.
  • Viaje de un familiar en caso de hospitalización: Si tienes la mala fortuna de tener que ser hospitalizado, un seguro de viaje cubrirá el coste del viaje de un familiar para que te acompañe y te ayudará en la vuelta a casa en transporte sanitario.
  • Repatriación de heridos o de fallecidos en caso necesario
  • Regreso por anticipado por siniestro grave en tu domicilio o por hospitalización o fallecimiento de un familiar.

Es importante destacar que las compañías aseguradoras dividen el mundo en zonas, según su grado de conflictividad o lo seguro o no que sea viajar a ese país. Generalmente, los países en los que existen conflictos armados o situaciones muy peligrosas no suelen estar cubiertos por el seguro de viaje.

Ya, pero yo ya tengo un seguro de viaje con mi tarjeta de crédito o con mi viaje organizado

No te confíes. En estos casos, conviene que revises bien las pólizas de seguro, ya que suelen tener coberturas muy bajas y no cubrir todas las eventualidades. El coste de un seguro de viaje es una fracción muy pequeña de lo que te va a costar el viaje, por lo que realmente merece la pena invertir un poco más y garantizarte que tendrás unas vacaciones tranquilas y que tendrás asistencia inmediata ante cualquier eventualidad.

En AyF Correduría trabajamos con las principales compañías especialistas en viajes. Si estás planificando tus vacaciones, habla con nosotros y te recomendaremos el mejor seguro adaptado a cada circunstancia. Somos profesionales, déjalo en nuestras manos.